¿Qué significa ser padrino de Krisol?

Ser padrino de Krisol significa que alguien más cree en nuestro proyecto y se implica. Que valora nuestro trabajo y se quiere añadir. Que alguien nos quiere acompañar durante el crecimiento de esta iniciativa y que está a favor de que los niños crezcan de una manera digna, desde el amor y el respeto del otro y hacia el otro y también desde el respeto hacia todo lo que les rodea, haciéndoles partícipes en la mejora de la sociedad. El dinero recaudado gracias a los padrinos es destinado a la autogestión del proyecto, asegurar que los niños tengan los materiales adecuados para su sano desarrollo, a que la infraestructura de Krisol esté en las mejores condiciones, a dar ayudas solidarias a las familias que presentan problemas económicos y a hacer actividades destinadas a difundir el proyecto tales como talleres, charlas y ferias, abriéndonos así, al resto de la comunidad.

Ser padrino de Krisol te dará, además, la oportunidad de participar en las actividades de la Asociación con ciertos descuentos y tener tickets disponibles para probar nuestros buenísimos artes culinarios.

Quiero ser padrino de Krisol

Todas aquellas personas, amigos, familiares, vecinos, simpatizantes de la pedagogía Waldorf, que cree en el proyecto y puede ofrecer un apoyo económico de forma puntual o continuada, para ayudarnos a hacerlo crecer, puede convertirse en padrinos de Krisol. Si conoces personas de tu alrededor que sabes que son sensibles a nuestro proyecto y con ganas de colaborar, puedes hablarles de la posibilidad de hacerse también padrinos. Cuantos más seamos, más lejos llegaremos.

¿Qué tengo que hacer?

Es tan sencillo como rellenar este formulario y una vez formalizada tu aportación, se te generará un carnet de padrino, que podrás recoger directamente a Krisol o si lo prefieres, la enviamos a casa. También recibirás un pequeño detalle que simbolizará tu inicio a nuestro lado.

Gracias por acompañarnos

Formulario de alta de padrino

14 + 7 =